Llegó la chipeadora a Mendiolaza.

La máquina permitirá reducir los restos de poda.

La crisis planteada por la falta de depósitos de residuos verdes y el consecuente amontonamiento de restos de poda sobre la vía pública tiene desde hoy un principio de solución.

Si bien Mendiolaza sigue esperando la habilitación de Ambiente de la Provincia para los predios que piensa destinar a depósitos de verdes, la chipeadora adquirida por el municipio permitiría comenzar a reducir y darle algún otro destino a los restos de poda.

Desde mañana comenzará a capacitarse a los empleados municipales que manejarán la chipeadora, y se diagramarán los cronogramas de trabajo.

Según explicó Sergio Argüello, otros destinos posibles para el chip sería dejárselo a los mismos vecinos, ya que la máquina reduce en una proporción de siete a uno el volumen de la poda y puede ser dispersado o mezclado con la tierra. También hay quienes lo utilizan para hacer briquetas, compost o alimentar calderas.

El proyecto de compra de la chipeadora fue impulsado por el DEM el año pasado pero en octubre el Concejo Deliberante rechazó su compra directa.

Finalmente se realizó la adquisición pero la entrega fue demorada hasta hoy por la crisis sanitaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escuchá la radio ahora