El Terrón invitó, las C.V. no fueron

El Terrón invitó

“Queridos vecinos, integrantes de comisiones vecinales y comunicadores de prensa local”, así comenzaba la invitación que Estancia El Terrón cursó para la jornada sobre paisajismo urbano y forestación responsable que se realizó la semana pasada y que tuvo como protagonista al Ing. Carlos Thays.

Sólo un pequeño grupo de vecinos y comunicadores aceptaron el convite, mientras que las Comisiones Vecinales de B° El Talar lo “rechazaron enfáticamente”.

En el recorrido a las obras realizadas hasta el momento, se dio detalles sobre:

  • El funcionamiento de las lagunas de retención, que actualmente son más de 15
  • La iluminación pública Led con sus consecuentes ahorro de energía y mejora en el servicio energético, el cableado subterráneo que evita la contaminación visual y aumenta la seguridad
  • El sistema de recolección diferenciada de residuos reciclables y orgánicos. Los orgánicos se usarán para abono de los espacios verdes.
  • El sistema de doble cañería que divide el agua potable del agua de los servicios. La de servicio proviene de los pozos y lagunas de retención y así evitar el uso de agua potable, por ejemplo, para regar.
  • Hasta el momento se han plantado más de 10.000 ejemplares autóctonos en 20.000 hectáreas la reforestación. El proyecto contempla la plantación  de 30.000 ejemplares más.
  • Las calles son adoquinadas, que son un sistema que favorece la absorción del agua.

Por su parte, el ingeniero Carlos Thays, responsable del proyecto paisajístico del emprendimiento, comentó que fue convocado hace cuatro años, cuando ya existía la cancha de golf. Thays es la cuarta generación familiar dedicada al paisajismo. Su bisabuelo participó de la histórica remodelación paisajística de París durante el imperio de Napoleón III, su abuelo diseñó el Parque Sarmiento de Córdoba y su padre, los jardines de la residencia presidencial de Olivos.

El concepto del proyecto paisajístico de Carlos Thays se funda en la identidad cordobesa fusionada con el bosque serrano de base, por lo que a los árboles autóctonos le sumará, por ejemplo, olivos en alusión a la importancia que tuvieron esas plantaciones en la provincia, o ciertos cipreses que se ven en las sierras.

Las Comisiones Vecinales de B° El Talar no fueron

Los integrantes de las Comisiones Vecinal de B°Talar Este y Oeste, hicieron pública la carta de respuesta a la invitación cursada por Estancia El Terrón.

En ella sostienen: “Las CV que suscriben rechazaron enfáticamente la invitación a las “Jornadas sobre paisajismo urbano y forestación responsable” organizadas por la empresa Estancia El Terrón. Quienes conocemos el derrotero que transitó este emprendimiento comercial estamos convencidos de que esta actividad es una más de las que seguramente se sucederán para obtener una pátina de conciencia ambiental que oculte el atropello ecológico que ha significado avanzar sobre monte nativo incluido en Zona Roja y la construcción y el mantenimiento de un gigantesco campo de golf en nuestra región semiárida.
El emprendimiento urbanístico y cancha de Golf denominado “Estancia el Terrón” actualmente está en una discusión judicial sobe la validez de la resolución que otorgó secretaría de ambiente en cuanto al impacto ambiental, a su vez, la segunda etapa tiene una clausura por daño ambiental donde participó policía ambiental y fue multado por el desmonte de 19 hectáreas de bosque nativo.
El lugar donde se construyó la cancha de golf en su momento gozaba de árboles nativos de gran porte, especies y variedad de vegetación, fauna y aves que ya no existen más, en muchos lugares había bosque copioso y sotobosque. Hoy debido a la clausura de la segunda etapa se puede observar un nuevo arbustal que en pocos años conformará el nuevo reducto de bosque nativo.
Además, cabe recordar que el desmonte de la primera etapa, movimiento de suelo y cambio topográfico ocasionó problemas de inundación en calles del barrio el Talar y Los Cigarrales (entre otros) todo esto sin profundizar en los problemas que podría acarrear en cuanto a daños ambientales, inundaciones y también la falta de agua para El Talar en épocas de sequía regando una cancha de golf de 18 hoyos.
Pero insistimos, hasta tanto no se pruebe ante la justicia que las etapas de reforestación propuestas por el desarrollista se realizaron finalmente y una actitud de frenar en serio más desarrollos que provoquen más daños socio ambientales a los parches de zona roja protegidas en Mendiolaza, el espíritu de estas CV es no participar de las actividades que ahí se desarrollen y en todo caso esperamos una reunión formal con el mismo.”

 

Fotos y videos gentileza de Valeria Berrotarán

Escuchá la radio ahora